2 de out de 2009

Poema Quince


Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.


Este poema é do Neruda, mas a primeira vez que o ouvi, estava sendo lindamente cantado na voz de Mercedes Sosa. Pra quem não sabe, enquanto todas as minhas amigas ouviam Bee Gees, eu escutava os hinos de protesto latinoamericanos na voz grave e poderosa dessa cantora argentina. Hoje quando li que ela recebeu a extrema unção, pois só sobreviverá por milagre, pensei que, já que faz tanto tempo que não acontece um milagre por aqui, esse seria um excelente motivo pra que os caras lá do alto reiniciassem os trabalhos...
Meu coração, pela segunda vez nesta vida, se parte em milhares de minúsculos e "incoláveis" pedaços.

Nenhum comentário: